Aunque lo vintage y lo retro se colaban en casa a codazos hace meses, la experiencia en paneles japoneses en Móstoles nos dice que es una realidad que los jóvenes apuestan cada vez más por el minimalismo. Y especialmente por su versión oriental.

El orden extremo, la armonía de colores y líneas, la ausencia de estridencias, la claridad en los colores y la presencia de agua y piedra son algunas de las máximas de esta apuesta en auge, donde tampoco pueden faltar los espacios libres y la iluminación difusa.

Una tendencia que denota carácter si tenemos en cuenta que todo, absolutamente todo, tiende a la sencillez y a la ausencia. Carácter que se apoya en un menos es más y que adquiere su máxima expresión en los paneles japoneses en Móstoles, que se coronan como los reyes de este minimalismo en estado puro porque encarnan los tres pilares fundamentales de este tipo de decoración: la sencillez, la sobriedad y la naturalidad.

Tejidos naturales, colores neutros, materiales increíbles, lisos o estampados, con mecanismos cada vez más avanzados y modernos, convierten los paneles japoneses en el complemento ideal para tu vivienda, por su capacidad de dotar de privacidad un espacio dejando pasar la luz natural de la manera más zen.

No obstante, una advertencia: las mezclas de diferentes estilos también están pegando fuerte, lo que convierte a los paneles japoneses en los aliados perfectos en otro tipo de estilos por su versatilidad, comodidad y por la amplia variedad de tejidos, colores y materiales.

Si eres de los que apuestan por el minimalismo, los espacios amplios, los muebles en su justa medida y de los que se apuntan a esa tendencia al alza que asegura que el minimalismo es el único movimiento que pone en valor lo que realmente es digno de admirar, te invitamos a Mary Carmen, donde te asesoraremos para asegurarte un éxito en tu elección.